La importancia del mantenimiento de cerraduras

Las cerraduras son uno de los mecanismos de seguridad más efectivos en nuestras viviendas. Por esta razón, en Cerrajeros Avilés creemos que el correcto mantenimiento de cerraduras y llaves es un factor que debemos tener en cuenta para mantener a personas extrañas alejadas de nuestras pertenencias.

Mantener la llave en un lugar seguro o asegurarnos de haber cerrado la puerta antes de salir; medidas que la desconfianza hacia los valores de otras personas nos ha hecho tomar a diario. Sin embargo, muchos no somos conscientes de que desperfectos como atascos en el mecanismo, disminuyen el nivel de seguridad de la vivienda.

Claves para un correcto mantenimiento de cerraduras

Realizar tareas preventivas es importante para evitar futuros desperfectos. Evitar dar portazos agarrando la puerta para abrirla o cerrarla alarga la vida de las bisagras y picaportes. Otra medida consiste en realizar las vueltas de llave con delicadeza o limpiar la cerradura periódicamente con un paño de algodón empapado en agua. A pesar de tomar estas precauciones es común que ocurran algunos desperfectos que nosotros mismos podemos solucionar.

En el caso de que la llave se atasque o no funciones con normalidad debemos aplicar polvo de grafito. Si después de esto no hemos solucionado el problema es recomendable probar a desmontar la cerradura y realizarle una limpieza exhaustiva con alcohol. Recuerda que nunca debes usar aceites lubricantes.

Otro problema recurrente es que al abrir o cerrar la puerta, esta chirríe. Esto suele deberse a que los elementos de cierre están presionados, ya que el tamaño del hueco no es suficiente. Podemos solucionarlo agrandando la cavidad o al igual que en el caso anterior, utilizando grafito para suavizar los elementos.

Cuando el mantenimiento de cerraduras no es suficiente y la reparación necesaria es demasiado complicada la mejor opción es contratar a un profesional. Un buen cerrajero nos aclarará si debemos solucionar el problema o ya es hora de cambiar de cerradura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *