Los muelles cierrapuertas

Los hemos visto en muchos lugares, pero quizás no hemos pensado en la importancia que tienen para hacer nuestra vida un poco más fácil. Los muelles cierrapuertas son la mejor solución cuando quieres que tus puertas se cierren solas, sin necesidad de empujarlas o moverlas con las manos.

Se utilizan, comúnmente, en portales de edificios, tiendas y empresas. No está extendido su uso en el interior de las casas, aunque sí en puertas que dan al exterior, como la terraza o el patio. En Cerrajeros Avilés te explicamos que son y como funcionan.

¿Cómo funcionan?

El mecanismo de estos muelles hace que el brazo principal se pliegue al abrir la puerta. Al cerrarse, ese brazo logra amortiguar y frenar el cierre al introducirse con la polea en el gancho.
Características de los muelles cierrapuertas

  1. Se instala en puertas de apertura a la derecha y a la izquierda.
  2. Velocidad constante y ajustable a la hora del cierre total de la puerta.
  3. También se adapta con facilidad a distintos anchos de puertas.
  4. Hay modelos que no se ven afectados por agentes climáticos.

Algunas ventajas

El uso de estos elementos, además de cerrar solos la puerta, evitan portazos al amortiguar el cierre y, por lo tanto, alargan la vida de la puerta.

El cierre de una puerta que tiene instalado uno de estos muelles es hermético, es decir, la puerta se cierra totalmente y permite un ahorro energético al mantener la temperatura en el interior de la habitación.

En muchos casos, y dependiendo de donde se instalen, el mecanismo que tienen los muelles cierrapuertas no permite que la apertura se haga desde el otro lado de la puerta. Esto, en los portales de las comunidades de vecinos, es muy común, y protege de la apertura desde la calle.

Su variedad permite que haya modelos sin retención, es decir, los comunes que se cierran solos; o con retención, que se pueden quedar abiertos para que alguien pueda pasar cuando tiene las manos ocupadas. Estos últimos son más habituales en los portales de comunidades de vecinos y empresas donde el transporte de mercancías o el movimiento de paquetería es más usual.

Mantenimiento de los muelles cierrapuertas

Un muelle cierrapuertas requiere cierto mantenimiento para que siga operando en óptimas condiciones. Tanto para la instalación como para el cuidado posterior es importante que contactes con un cerrajero profesional, porque aunque bien es cierto que este tipo de cierrapuertas no requiere de grandes mantenimientos, es importante que confíes en manos expertas para alargar la vida de los mismos, cada cuatro o cinco meses.

Durante las labores de mantenimiento, se realizarán ajustes y comprobaciones en tornillos de sujeción, revisión de la fuerza de empuje y ajuste en caso de que su desempeño no sea el óptimo, e incluso algunas tareas estéticas y de cuidado del material externo que está en contacto con diferentes agentes medioambientales.

No olvides que la vida de tus muelles cierrapuertas depende de ti y el cuidado que quieras darle. Confiar en un cerrajero experto es importante para lograr este objetivo y, a la larga, ahorrar mucho dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *