Descubre que son las puertas blindadas

La seguridad hoy en día se ha convertido en algo crucial para la tranquilidad del hogar, por lo que debemos hacer de nuestra casa un lugar seguro para nuestra familia y para nosotros mismos, desde Cerrajeros Avilés queremos ayudarte para que la tarea de elegir una puerta blindada te resulte mucho más sencilla.

Teniendo en cuenta los índices de delincuencia de hoy en día, merece la pena sacar la calculadora y hacer un presupuesto optimizado para invertir en nuestra seguridad.

En las viviendas, las principales vías de entrada que se producen en un robo son las puertas, sobre todo en los bloques de vivienda, por lo que es recomendable instalar una puerta lo suficientemente resistente para soportar todas las diferentes técnicas que utilizan los delincuentes para franquearlas.

A continuación vamos a exponer información sobre las puertas blindadas, así como los puntos más importantes a tener en cuenta.

¿Qué son las puertas blindadas?

Como su propio nombre indica una puerta blindada es una puerta que opone una cierta resistencia, reduciendo o evitando un daño al intentar forzar su apertura de una forma brusca o violenta, inclusive con algún método más sofisticado que no imponga la fuerza bruta.

Las puertas blindadas se componen en su mayoría de materiales fuertes y robustos como son los metálicos, por ejemplo el acero de un cierto grosor. De esta manera se crea una barrera altamente resistente para evitar el acceso sobre todo de una forma brusca. Entonces podemos decir que este tipo de puertas han sido adoptadas para una amplia gama de campos, pero siempre refiriéndose a varias formas de protección.

Con esto queremos decir que no es lo mismo una puerta para una casa que para un cuartel militar, para el segundo ejemplo ésta necesitará mucha más protección debido a las técnicas de asalto que usan los militares. No obstante, vamos a ver cómo sería el blindaje de una puerta para uso en el hogar.

¿Cómo son las puertas blindadas?

Normalmente las puertas blindadas incorporan dos chapas de acero en su interior, siendo el resto de la estructura de madera o contrachapado en la mayoría de los casos. Luego las bisagras son antipalanca, que son un tipo de bisagras especiales para evitar que se rompan al forzarlas, e incorporan de 3 a 5 puntos de anclaje a lo largo del lateral y la parte superior e inferior. Para verlo mejor mira las imágenes (si haces clic puedes verlas en grande)

La parte más importante de una puerta blindada son las jambas, ya que estas son las que aguantan la puerta a la pared y que consta de 3 partes, una superior y una a cada lado. Podemos decir que la jamba es el marco que aguanta la puerta a la pared.

Normalmente las jambas de una puerta normal suele ser de madera, si ves cualquier puerta que tengas en casa puedes observarlo.

Pues bien, en estas puertas, las jambas también suelen ser de acero, de manera que si se golpea la puerta no se caiga. Hay que puntualizar que siempre que se vaya a poner este tipo de puertas lo más seguro es que las jambas tengan unas garras de fijación para cogerla con cemento a la pared, así quedará incrustada formando parte de la misma. Olvídense de fijarla con tornillos, clavos o cualquier tipo de adhesivo por muy fuerte o bueno que parezca, si quieres que tu puerta sea a prueba de bomba hay que hacerlo como hemos descrito antes.

Luego en la parte interna tienen una estructura de acero que hacen que sea imposible atravesarla, además de contar con aislante térmico y acústico para aislar tanto de los ruidos y las temperaturas de la calle como los de la misma vivienda.

Ventajas de las puertas blindadas

Las cerraduras de estas puertas son una ventaja en caunto a seguridad. A diferencia de las puertas convencionales, son prácticamente imposibles de abrir debido a su complejo sistema. Las puertas blindadas cuentan con llaves especiales que no pueden copiarse a menos que te pongas en contacto con el fabricante ni tampoco te permiten poder abrir la cerradura si no es con la llave.

Al no ser de madera no corren el riesgo de deteriorase tanto con el paso del tiempo, por lo que el mantenimiento no es tan frecuente como una puerta de madera, que necesita tratamientos especiales ya que al estar en el exterior están expuestas a los cambios ambientales.

Por último, la mayor ventaja es que puedes dormir tranquilo o irte de vacaciones sin miedo a que nadie entra en casa, y eso no está pagado con nada. Si quieres estar tranquilo, invierte todo lo que puedas en tu seguridad y en la de los tuyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *